14 abr. 2014

BACALAO CON NATA


Estamos metidos de lleno en Semana Santa y no puede faltar en estos días el plato estrella el bacalao.
En mi casa era tradición comer el Viernes Santo sopa de albóndigas de pescado y bacalao con tomate.
Yo he seguido con esta tradición pero solo haciendo el bacalao con tomate pero la sopa nunca la había hecho, aunque hace poco me atreví con ella, hice las albondigas con bacalao y un caldo de mayonesa.. que buena estaba, me volvió a trasladar a mi infancia. 
Pero hoy traigo una receta diferente a la clásica con tomate, (pero todo hay que decirlo es la que más nos gusta a todos.... la deboran jjjjj) es una receta típica de la cocina portuguesa. Si algo tiene Portugal es que borda a la perfección el bacalao, que cantidad de recetas hacen con él.
 !Como me gusta Portugal!

Se trata de un gratinado de bacalao con patatas con una bechamel cremosa, con un sabor intenso a bacalao.
Esta receta la ví en el blog de "Cocino y Disfruto" y enseguida la preparé y nos gustó bastante, aunque todo hay que decirlo es bastante calórico así que hay que acompañarlo con una buena ensalada.


 INGREDIENTES :
  • Un trozo grande de bacalao congelado (400 gr.)
  • Un vaso de leche
  • 1 cebolla
  • nata (100 mg)
  • una cucharada de maizena o harina
  • 2 patatas medianas
  • queso rallado
  • aceite, sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Ponemos a cocer el bacalao con la leche unos 5 minutos. Sacamos y lo limpiamos de piel y espinas si tiene. Lo deshacemos haciendo lascas no muy pequeñas, (también se puede hacer con migas de bacalao)
Colamos la leche y reservamos para más tarde que la utilizaremos.
En una sartén con un poco de aceite pochamos la cebolla cortada en juliana, tiene que quedar transparente para ello lo hacemos a fuego lento.
Cuando lo tengamos en su punto añadimos el bacalao y removemos unos minutos, a continuación le ponemos la cucharada de maizena, mezclamos bien, y vamos añadiendo la leche y un poco de pimienta, tiene que quedar cremoso pero no muy espeso.
Añadimos la nata y mezclamos bien para que quede todo bien integrado. Apartamos del fuego.
Cortamos las patatas como para tortilla y las freímos a fuego muy bajo . Nos tienen que quedar muy blanditas.
Cuando estén listas las añadimos al bacalao. Removemos para que se mezlce todo bién y lo ponemos en una fuente para el horno. Espolvoreamos con abundante queso rallado.
Precalentamos el horno a 180º y lo metemos durante 10 minutos, hasta que esté gratinado.


 Riquísimo plato.....
 MCarmen




Tranvía de Lisboa... un viaje que hicimos a esta maravillosa ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario